Limpiar el chupete

Limpiar el chupete

Siempre ha sido un dilema si limpiar o no el chupete de nuestros niños cuando cae al suelo, con nuestra propia boca. 

Estudios recientes realizados en Suecia, demuestran que la limpieza del chupete con la saliva de los padres es recomendado, ya que ayuda al desarrollo del sistema inmunológico del bebé.  

En este estudio se demostró que, en niños cuyos papás limpiaban el chupete con su propia boca, las posibilidades de tener asma siendo bebé se ven reducidas en el 88%, así como también el de eczema o reacciones alérgicas a alimentos, que son reducidas en un 63%. La explicación de este fenómeno sería que, ante un sistema inmune poco acostumbrado a enfrentarse a amenazas exteriores, cuando se encuentra ante algún elemento que desconoce reacciona de manera desproporcionada, causando enfermedades como asma y otros trastornos atópicos como alergias.

En el estudio participaron 184 niños, analizando muestras de saliva de éstos cuando tenían 4 y 6 meses, y más tarde entrevistando a los padres sobre cómo limpiaban los chupetes. La flora bucal de aquellos bebés cuyos padres limpiaban el chupete con saliva era diferente, presentando diferentes microorganismos, entre ellos los que defienden el intestino delgado. De esta manera, el estudio descarta la limpieza del chupete mediante agua hirviendo o con un chorro de agua fría, pero no habla en ningún momento de los riesgos que pueden surgir si los padres no llevan una limpieza bucal adecuada, si fuman o tienen alguna enfermedad que puedan transmitirles.

¿Qué opinas respecto a la limpieza del chupete de tus hijos?

Además, te puede interesar...

¡Hagamos Una Plantita!

Aunque sea en un rinconcito de nuestra casa, podemos enseñar a nuestros pequeños sobre reciclaje, mostrándoles conceptos básicos de la naturaleza. ¡Hagamos

Generación LIKE

¿Quiénes son y cómo piensan? Nuestros niños han crecido y junto con ellos, tenemos que crecer también nosotros como papás. Los niños

¿Hablemos de integración?

Los niños están mejor preparados que nosotros para integrar. Tienen menos prejuicios, por lo tanto, discriminan menos. El éxito de nuestros hijos